Últimas noticias

3 días en Munich

Munich es la capital de Baviera y la ciudad no oficial de la cerveza, característica por su peculiar sabor debido al trigo tostado. Al igual que otras ciudades como Texas en USA, Escocia en UK o Alsacia en Francia, Baviera es diferente del resto de Alemania, además cuenta con un dialecto de difícil comprensión, incluso, para sus vecinos germanos.

Naturaleza, buena gastronomía y mucha historia es lo que nos ofrece esta ciudad que enamora a todos los turistas que la visitan.

lightbox

DÍA UNO

Esta juguetona Intendencia, Neues Rathaus, una neo-Gótica versión de un palacio medieval, es la primera parada en Munich. Cada día a las 11.00 y 17.00 horas, coloridos caballeros de madera, granjeros, bufones de la corte y otros danzantes giran alrededor de la torre del reloj al ritmo de las campanas. Se trata de un monumento muy peculiar que merece ser visto en acción.
La calle frente a la Intendencia, Marienplatz, es el corazón y alma de Munich y siempre está llena de gente.
Caminá hacia el norte de Weinstrasse y tomá la calle de la izquierda en Schäferstrasse hacia las torres gemelas que datan del siglo XV.
Frauenkirche, la iglesia más famosa de la ciudad. Cuando se construyó, el arzobispo no permitió la creación de unas torres Góticas en espiral y ordenó un diseño austero. Hoy, la inmensa mayoría de las iglesias de Baviera lucen unas cúpulas acabadas en forma de cebolla. Es interesante gastar un momento en explorar los tallados de las capillas.
Tomá la calle peatonal llena de tiendas y conocé el ocupado Dienerstrasse, otra tradición de Munich, Dallmayr delicatesen, una tienda de comida gourmet y uno de los establecimientos fabricantes de café mejores de Europa. Tras almorzar, caminá por el norte de Diener hasta llegar a Residenzstrasse, la Residenz, la casa de la familia gobernante de Baviera, The Wittelsbacher. Es un palacio que cuenta con 130 habitaciones, que tardó en ser construido y decorado cuatro siglos. Podrías gastar fácilmente varios días conociendo este lugar, pero lo imperdible que debés ver es el Anticuario Renacentista, un hall de 223 pies de longitud vestido con una majestuosa pintura sobre la bóveda, con deslumbrantes figuras alegóricas en estuco, frescos y pintura.

lightbox (1)

Para cenar una buena opción es The Lenbach, uno de los restaurantes más iconoclastas y codiciados de Munich. Antiguamente funcionaba como una casa de venta de antigüedades y hoy en día es una fusión de lo que quedó de antaño junto a la decoración más moderna. Se podría decir que sigue un estilo de lo que hoy se conoce como kitsch. Además es el lugar perfecto para “ver y dejarse ver”.
Continúa la noche en Bayerische Staatsoper, donde se reúne lo más variopinto de la sociedad de Munich. Este lugar garantiza un espectáculo de gran calidad tal como una interpretación de la ópera de Wagner o la sinfonía de Beethoven. Tras darle un capricho a los oídos y la vista es hora de dejarse llevar por el ritmo de la noche. Schumann’s Bar am Hofgarten es un bar que ofrece tomar un buen trago rodeado de lo más selecta compañía. De camino al hotel observa en la ciudad vieja el contraste del oscuro cielo en comparación con la iluminación de los edificios históricos e iglesias. Sentirás el encantador resplandor de Baviera.

DÍA DOS

Comenzá el día con un buen desayuno en el venerable Café Luitpold en Palmengarten y probá el típico “Brezen-breakfast” compuesto por una gigante tostada y dos huevos. Tras agarrar fuerza subí por Brienner Strasse y torcé a la derecha en Barer Strasse uno de los mejores museos del mundo y más completos, el Alte & Neue Pinakothek and the Pinakothek der Moderne. El primero de estos fascinantes museos, The Alte Pinakothek, fue construido para albergar la colección de arte de los duques y reyes de Baviera. Cuenta con piezas alemanas, españolas e italianas del siglo XV al XVII.1971
Recorriendo la calle se llega al Neue Pinakothek continente de 4500 pinturas y 300 esculturas que datan del siglo XVIII hasta la época contemporánea. Este museo abrió sus puertas en 2002 y creó una gran controversia entre los críticos de arte porque dudaban si era correcto que en citado lugar compartieran espacio piezas contemporáneas y antiguas.
La siguiente parada es en el Biergarten im Englischer Garten a los piés de la Torre China, una réplica de madera de la Oriental,
donde los sábados una banda toca temas del folclore de Baviera. Cotinuá por el sur del parque a lo largo de Königsstrasse and Strauss-Ring hacia Maximilianstrasse, la parte de la ciudad más elegante.
Al final del bulevar tomá un taxi hacia Deutsches Museum, en el sureste de la ciudad vieja. El museo de tecnología más grande del mundo presenta 17000 obras científicas sobre química, física, astronomía, música, mecánicas, espacio, electrónica y muchas más áreas.
A estas horas, el apetito llama en el recorrido. Tantris, el templo de la comida gourmet donde su chef, Hans Haas, tiene unas creaciones donde fusiona comida francesa, alemana y toques asiáticos. Después, para quemar calorías el perfecto lugar es P1, el club de baile más elegante del país. Esperar la cola para entrar tiene su recompensa.

DÍA TRES

Después de una larga noche bailando y levantarse tarde tomá energías en Viktualienmarkt. Viktualien es una antigua palabra Baviera que significa víveres y en este restaurante podrás degustar los platos típicos de esta región alemana. Cuenta con desayunos contundentes o especialidades que te sorprenderán. Después de probar alguna de las delicias dirigite hacia la estación central de tren. Hoy, viajaremos fuera de la ciudad para conocer el país de los sueños del excéntrico Rey Ludwing II, quien gobernó entre 1864 y 1886. El trayecto, de dos horas y 20 minutos, recorrerá las laderas de los Alpes y llegará al destino sobre la tarde. El punto culminante del día aguarda en Schloss Neuschwanstein, la perfecta panorámica del palacio del Rey Ludwig. Es posible que esta imagen te recuerde al famoso Castillo de Disney World, pero este es el original y genuino del que fue copiado. Este catillo es visitado por miles de turistas cada año, sin embargo, pocos son capaces de sentir el espíritu romántico que tiene este lugar tan especial.

1637
Después del Scholss Neuschwanstein, tomá el tren de vuelta a Munich. Un día completo de viaje se merece culminar con un plan relajante. Caminá sobre el Hofbräuhaus la primera cervecería de Baviera. Tiene 400 años de antigüedad y es el lugar idóneo para mezclarse con los bávaros. En Hofbräuhaus existen las mejores cervezas, desde la rubia hasta la tostada de sabor más intenso. Es una experiencia dejar que estos caldos viajen de la boca a la garganta dejando un camino de sabor puramente bávaro y un recuerdo que se quedará en tus sentidos para siempre.

mapa_Munich

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: