Últimas noticias

Madrid en 24 horas

Un recorrido muy especial por la capital española

Plaza-Mayor-jv
Madrid es de esas ciudades que dejan huella. Recorrer sus animadas calles llenas de gente y artistas callejeros, ver el atardecer desde uno de sus parques o deleitarse con alguna especialidad gastronómica a muy buen precio son algunas de las posibilidades que ofrece la urbe.

Si tenés un día libre en Madrid te proponemos 24 interesantes horas para disfrutar al más puro estilo castizo de la ciudad como nunca antes hubieras imaginado. ¿Estás preparado? ¡Arrancamos!

Olvidate del desayuno del hotel y salí a degustar el típico desayuno madrileño en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad: la Cafetería San Ginés. Este lugar nace en 1894 y se ubica en el Pasadizo de San Ginés, a pocos pasos de la Plaza Mayor y la Puerta del Sol, y su clásico chocolate caliente con churros o porras te enamorarán. No te asustes, por poco más de 3€ tendrás un desayuno completo que te dará energía para arrancar el día.

chocolateria san gines

Al acabar el desayuno dejate deslumbrar por el entorno, las calles adoquinadas guiarán tus pies al son de la música de artistas callejeros. En una esquina muy cercana a Sol, las paredes se visten de libros. Se trata de una melancólica librería poseedora de antiguos ejemplares que te transportan al pasado, a la época en la que los cafés madrileños se llenaban de famosos escritores que discutían sobre literatura.

Sobre estas callejuelas se respira historia y, en su mayoría, conectan con la Plaza Mayor, donde merece la pena dar un paseo bajo los portales. Haz una parada en el escaparate de La Favorita, una sombrerería del siglo XIX que entraña muchos recuerdos. Continúa rodeando la plaza hasta llegar al Arco de Cuchilleros, uno de los 11 accesos al interior, cuyo nombre lo recibe por lugar que ocupaban los trabajadores del gremio que afilaban los cuchillos de los carniceros que vendían en la plaza.

Si comenzás a tener hambre estás en el mejor lugar para probar el auténtico bocata de calamares, un refuerzo de rabas en pan de flauta. Parece una mezcla extraña, pero es un espectáculo y más si lo acompañás con una caña bien fría. Además, otro punto a favor es el precio, por menos de 3€ podrás comer un rico bocado que te sentará genial. Alguno de los mejores lugares para disfrutar de uno es Casa Rua en la Calle Ciudad Rodrigo, La Ideal y Bar la Campana en Calle Botoneras.

bocata de calamares

Para bajar la comida lo mejor es caminar y más si el destino es un hermoso jardín con un palacio de fondo. A menos de 20 minutos de paseo desde la Plaza Mayor se encuentran los Jardines de Sabatini, entre la calle Bailén y la Cuesta de San Vicente. Con exactitud se ubican en la fachada norte del Palacio Real y muchos visitantes desconocen su existencia. Se podría describir como un majestuoso espacio verde de estilo neoclásico, marcado por una simetría cuyo punto medio es un pequeño estanque de tritones. Es el lugar ideal para descansar y retomar fuerzas antes de continuar o para perderse entre sus parterres laberínticos.

jardines de sabatini y palacio

Cuando veas que el sol comienza a esconderse dirigite al Templo de Debod que se ubica en el Parque del Oeste a tan solo 10 minutos caminando desde el Palacio Real por la calle Ferraz. Te espera el mágico atardecer de la ciudad de Madrid.

templo de debod

En el centro del parque podrás admirar el Templo de Debod sobre un estanque que refleja el cielo a modo de espejo. Se trata de un regalo de Egipto a España como agradecimiento por salvaguardar los templos de Nubia. Si te adentrás en el parque llegarás al “balcón de Madrid”, donde cada tarde regalan un impresionante ocaso. El cielo se tiñe de pinceladas rosadas, violetas, ocres, naranjas y doradas que se reflejan sobre los tejados mientras el sol se pierde en la Casa de Campo. ¡Todo un espectáculo!

La noche llegó a la ciudad y se prendieron las luces. Es el momento de ir al hotel para aprontarse y disfrutar de la archiconocida “marcha madrileña” y que mejor que comenzar con unas cañas y unas tapas en la Plaza Santa Ana.

A cinco minutos de la Plaza del Sol se encuentra este punto de encuentro para muchos. Los bares y restaurantes sacan sus mesas fuera y se genera un ambiente de distensión amenizado por espectáculos callejeros. Lo ideal y más auténtico es “cenar de tapas”, como dicen los españoles, que consta de comer aperitivos que te sirven junto a las “cañas”, unos vasitos de cerveza de barril. No se trata de una picada cualquiera ya que son bocaditos delicatesen que deleitan incluso al comensal más exigente. Otra buena opción es pedir “raciones”, que son platos al centro para compartir y con el que te suelen regalar una jarra de litro de cerveza o “tinto de verano”.

tapas y pza santa ana

Una vez hayas terminado de cenar hay que finalizar la noche en un “tablao flamenco” al más puro estilo español. Recomendamos Cardamomo ubicado en la calle Echegaray, a menos de 5 minutos de Sol. Te aconsejamos que reserves y compres las entradas antes del espectáculo por si no queda lugar. La mejor sesión es la de las 21.00 hs. y rondan los 40€ con consumición incluida. Después del espectáculo, el lugar cuenta con una barra de bar y asientos donde poder degustar algún rico vino y disfrutar del ambiente. En muchas ocasiones se arman cantes jondos improvisados y la noche se alarga hasta el amanecer.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: