Últimas noticias

Maceió, el Caribe brasilero

Nuestro viaje comenzó conociendo a nuestra guía Rosinha, la cuál gentilmente nos hizo conocer la historia del lugar con sus protagonistas, a través de las costumbres y los sitios de mayor disfrute para los turistas que visitan este rincón del nordeste brasilero.

img_5245

En primer lugar ubiquemos el destino en el mapa. Maceió es la Capital del Estado de Alagoas, (“Las Lagunas” en español debido a la cantidad de lagunas naturales que posee). Cuenta con una población de 4 millones de personas, cuyos principales rubros de actividad económica son la caña de azúcar y el Turismo, entre otras.

¡Arranca el viaje! Nuestro primera parada fue el Hotel Ponta Verde Praia do Frances, el cuál se encuentra a 20 km de Maceió. Este hospedaje tiene una historia muy curiosa ya que el dueño fue el descubridor de este paraje y se propuso desarrollarlo hasta conseguir ser un referente en la costa oceánica de Alagoas. Durante la instancia se respiraba un ambiente muy distendido y familiar, donde se disfrutaba de los servicios de este hotel con su salida a la playa, la cuál cuenta con un agua calma debido a que se encuentra frente a la barrera de coral. Igualmente, para los que les gusta del Surf, en la playa vecina se ven unas olas de buen tamaño y perfectas para que aquellos amantes de las olas hagan de las suyas.

img_5210
Una vez que bajamos a la playa nos vimos agradablemente invadidos por todos los productos típicos de esta zona como son el Coco, el cuál los vendedores cortan con gran destreza a la hora de servirlo, así como también los vendedores ambulantes ofreciendo todo lo que uno puede necesitar y lo que no también.

Maceió es un lugar que se encuentra a 8 grados de la línea del Ecuador y cuenta con un clima privilegiado con temperaturas mínimas que van de 24-25 grados hasta los 42 de máxima en enero y febrero.

Piscinas Naturales de Maragogi
Las Piscinas Naturales es un paseo obligado para cualquier persona que visita Maceió. Este lugar es extraordinario para realizar deportes náuticos, ya que sus aguas cristalinas y arenas blancas parecen acercarnos al Caribe. Nosotros salimos temprano de Maceió rumbo a Maragogi, que es donde se encuentran una de las piscinas naturales más grandes y, además, cuentan con un arrecife de coral que es el tercero más grande del mundo. El trayecto desde la ciudad hasta Maragogi dura unas 2 horas y media y vale la pena realmente. Llegamos sobre las 10 am y nos estaban esperando con un jugo bien frío y las certificaciones que, dependiendo del color, sería el Catamarán que tomaríamos.

El ingreso es muy ordenado, caminamos unos 50 metros con el agua por las rodillas y ahí estaba el Catamarán con una tripulación muy amable y servicial que nos invitó a disfrutar de esta experiencia extraordinaria. Ni bien salimos de la costa comenzó la música y el buen clima, la tripulación se presentó y tuvimos el agrado de conocer al animador del barco, al cuál no se le escapaba ningún detalle. Tuvimos la oportunidad de tomar jugos de frutas de la zona y de comer algunas de las cosas que nos ofrecían. Todo a muy buen precio y se pagaba una vez de vuelta en la playa de salida.
piscina-en-maragogi
El trayecto hasta las piscinas naturales duró unos 35 minutos y por suerte pudimos descender ya que la marea se encontraba baja ¡todo estaba perfecto para disfrutar! También nos ofrecieron equipos de Snorkel y la posibilidad de realizar clases de buceo con un instructor capacitado. Una vez llegamos, el lugar era mágico. Tuvimos la posibilidad de estar 1 hora y media a unos 7 km de la costa con aguas cristalinas, con el agua por la cintura y una variedad de peces de colores inimaginable. Además, pudimos ver diferentes opciones de gastronomía en pequeños barcos que se juntaban alrededor de nosotros ofreciendo todo tipo de alimentos y bebidas. Disfrutamos de una clase de animación, que desde el agua brindó el encargado del Catamarán acompañada de música, buena onda y, por supuesto, la magia de la naturaleza en todo su esplendor.

Para muchos de nosotros fue nuestra primera experiencia en este destino y que es súper recomendable. La gente, la historia y su ubicación lo hacen especial y sumamente preparado para recibir viajeros con ganas de disfrutar de su naturaleza con sabor brasilero.

Sin dudas que volveremos, vale la pena visitar Maceió que no tiene nada que envidiarle a ningún destino. ¡Animate a conocer el Caribe Brasileño!

firma_maceio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: