Últimas noticias

Carnaval de Salvador

El carnaval de Salvador en Bahía es el más popular y más grande del mundo. Es una fiesta que contagia hasta a el más apático.


Se sucede en avenidas principales, una de ellas la rambla (circuito Dodo o Barra Ondina) y la otra en el centro de la ciudad (circuito Osmar o Campo Grande, el más antiguo). Por ella desfilan grandes artistas de la cultura brasileña como Daniela Mercury e Ivete Sangalo en escenarios móviles . Estos escenarios están montados en camiones con un sonido increíble llamados “trios electricos”.
El desfile dura varias horas, se hacen paradas en puntos principales como el “camarote” de Gilberto Gil o canales de televisión donde se producen actuaciones y encuentros musicales irrepetibles.

Hay varias formas de participar de este carnaval:

– Como espectador en los “camarotes” (palcos frente a la avenida, elevados a la altura de los tríos eléctricos donde se presencia cada uno de los artistas que pasan y mientras se espera, se ofrecen bebidas, comidas, baños, música a veces en vivo, etc).

– Como “foliao”, una palabra que se refiere a quien participa de una comparsa, o es parte de esa gran fiesta, la “folia”. El conjunto formado entre el artista, el trío y los “folioes” se llama “bloco”. Todos los del mismo “bloco” van vestidos igual y es porque la entrada al mismo es una camiseta llamada “abadá” que muchos compran con gran anticipación y customizan para el gran día (los camarotes también usan los “abadás”). El “bloco” se reúne en el inicio del circuito para luego desfilar juntos durante todo el recorrido. Los “blocos” van delimitados por cuerdas sujetadas por personas.

– La tercer forma de disfrutar de este carnaval es moviéndose libremente dentro del circuito. Se puede ver pasar un “bloco” desde una esquina y seguirlo un poco en su recorrido, volver hacia atrás y seguir algún trío que salga sin cuerdas (Daniela Mercury lo hace todos los años uno de los días que desfila).

– Hay otra forma de participar y es desde los apartamentos, balcones, hoteles, terrazas; todos los privilegiados que tienen una especie de camarote privado.
Tuve la suerte de vivirlo mas de una vez, de todas las formas, y de compartirlo con personas que no conocían o que no les gustaba en absoluto la música brasileña, y sin embargo bailaron y cantaron como locales y hasta el día de hoy lo cuentan como una experiencia muy emocionante.

Sucede que en Bahía hay una energía imposible de describir que los artistas se encargan de trasmitir, por la entrega que tienen, porque son recitales de gran nivel moviéndose por la ciudad, porque van cantando las canciones de sus colegas para homenajearlos y se emocionan al cruzarse y poder cantar juntos; y sobre todo porque el público acompaña y hace de esta fiesta un evento en la vida de todo el que pasa por allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: